Asegurando mi destino (semana 4)

Porildomard

Asegurando mi destino (semana 4)

Vida Eterna o Muerte Eterna
¿Cuál es tu elección?

Juan 5:24
“De cierto de cierto os digo; el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida
eterna; y no vendrá a condenación mas ha pasado de muerte a vida”.

Introducción: El ser humano se ha preguntado en algún momento de su existencia, “¿qué
ocurrirá cuando concluya el ciclo de la vida en la tierra? ¿Acaso aquí termina todo? ¿Hay
vida más allá de la muerte? ¿Dónde pasaré la eternidad?”, son interrogantes a las cuales
muchas veces no se encuentra una respuesta satisfactoria. Los testigos de Jehová dicen que
al morir se acaba todo, te quedas en el completo olvido. Por otra parte, el budismo, el
hinduismo, creen en la reencarnación, enseñan que las personas al morir reencarnarán
hasta llegar a un nivel superior. Y el ateísmo, enseña que no hay cielo ni infierno. Sin duda,
hay muchos interrogantes. ¿Pero que dice la Biblia a cerca de este asunto?
 Hebreos 9:27 “Y de la manera que está establecido para los hombres que
mueran una sola vez, y después de esto el juicio”.
 Jesús cuando estaba en la cruz y el ladrón arrepentido clamó por misericordia
y perdón y simplemente dijo: hoy mismo estarás conmigo en el paraíso. Jesús
aquí aseguró al ladrón arrepentido la salvación de su alma. (Lucas 23:39-43).
¿Muerte eterna y vida eterna ¿cuál es tu elección? La palabra muerte significa
“separación”, cuando una persona muere, inmediatamente ocurre una separación. El
espíritu y el alma abandonan el cuerpo. Esto es traducido como muerte.
Hay tres clases de Muerte:
1. Muerte Espiritual. Es estar vivo para el mundo pero muerto para Dios, en otras
palabras, no tener consciencia del mundo espiritual, vivir a las espaldas de Dios.
2. Muerte Física. Es el fin de la existencia de una persona en el plano físico.
3. Muerte Eterna. Es una eterna separación de Dios. La consecuencia de la muerte
espiritual y de la muerte física es la muerte eterna o una vida eternamente separada
de Dios en el sufrimiento, por eso se llama muerte y no vida.
Hay tres clases de Vida:

1. Vida Física. Es el inicio de todo aquí en la tierra, comienza en el vientre de la mujer,
luego de 9 meses sucede el alumbramiento, es la vida física.
2. Vida Espiritual. Inicia cuando alguien acepta a Cristo y ocurre el nuevo nacimiento,
a partir de este momento la persona pasa a tener consciencia de las cosas
espirituales.
3. Vida Eterna. Inicia cuando se termina la vida en la tierra. Aquellos que confesaron a
Cristo como su Señor y Salvador personal mientras estaban vivos, pasan de muerte
a vida eterna. En otras palabras, van a la presencia de Dios.
Requisitos para la Vida Eterna:
1. Confesar a Jesús como Señor y Salvador. Romanos 10:9-10 “que si confesares
con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de
los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, pero con la
boca se confiesa para salvación”.
2. Nascer de nuevo conforme a lo que le dijo Jesús a Nicodemo. Juan 3:5
“respondió Jesús: “de cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del
espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”.
3. Perseverar hasta el final de sus días sirviendo a Dios.
¿Cuál es tu Elección? Elegir la vida, demanda una acción de nuestra parte, demanda vivir
para Dios siguiendo sus mandamientos, elegir la muerte es andar a las espaldas de Dios,
rebelarse en contra de su voluntad y andar en sus propios caminos. Proverbios 15:24 “el
camino de la vida es hacia arriba al entendido, para apartarse del Seol abajo”.
¿Cuándo inicia la Muerte Eterna y la Vida Eterna?
La muerte eterna. Comienza después de la muerte física y de la sentencia del juicio
final; Dios dirá “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno…” (Mateo 25:41).
La vida eterna. Comienza luego de la resurrección de los muertos y del
arrebatamiento de la iglesia en la segunda venida de Cristo (1 corintios 15:51-54).
Conclusión: El fin de todos los mortales es estar eternamente con Dios o eternamente sin
Dios. Esa decisión debe ser tomada mientras estas vivo, pues después de la muerte ya no
hay más posibilidades de cambio. Te aconsejo hoy a que elijas la vida siguiendo a Dios y
amando su palabra.

DECISIÓN: YO DECIDO ABRAZAR LA VIDA ETERNA EN CRISTO JESÚS MI
SEÑOR Y MI SALVADOR.

About the author

ildomard administrator

Deja un comentario