Asegurando mi destino (semana 2)

Porildomard

Asegurando mi destino (semana 2)

A quién eliges servir
¿A Dios o al diablo?

Josué 24:15
“Si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quien sirváis; si a los dioses a quienes
sirvieron vuestros padres cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los
amorreos en cuya a tierra habitáis, pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.
1 Reyes 18:21
“Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo ¿hasta cuándo claudicaréis vosotros entre
dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no

respondió palabra”.

Introducción: En estos dos pasajes encontramos un llamado de atención al pueblo, para
decidir a quién irán a servir, si a Dios o a los ídolos. Josué estaba viendo la dualidad en el
pueblo, los desafió a decidir si servir a Dios o no. En el monte Carmelo en un tiempo en
donde colectivamente la nación había dado las espaldas a Dios y se había ido con los dioses
falsos, Elías retó allí al pueblo a decidir a quién servirían, si a Dios o al dios falso Baal. La
palabra clave de estos dos pasajes es “ejercer el poder de decisión”. Diariamente tenemos
que decidir: la ropa que usar, la comida que comer, si salir o no, pero el consejo de Dios es
que decidas bien.
¿Por qué servir a Dios? Porque él es el único Todopoderoso. Arriba en los cielos y abajo
en la tierra no hay nadie que se pueda comparar a él. Él es el único que tiene tres atributos
que nadie más los tiene, son:
 Omnipotencia, Él es el único que tiene todo poder arribar en los cielos y abajo en
la tierra y en todas las dimensiones de su creación
 Omnipresencia, El es el único que puede estar presente en todos los lugares al
mismo tiempo sin necesidad de salir de su trono.
 Omnisciencia, Él es el único que conoce todas las cosas, nada se puede ocultar de
sus ojos.
El es creador del universo, todo lo que hay fue creado por él. Él es un Dios Soberano,
Su carácter es benigno, justo, amoroso, verdadero, bueno y misericordioso. Y sobre
todas las cosas él nos ama. Él es la personificación del Amor verdadero.

¿Por qué no servir al diablo? El nombre diablo quiere decir calumniador, acusador,
también es conocido por otros nombres tales como: Satanás, leviatán, Belzebu, príncipe de
los demonios, antigua serpiente, Lucifer, Belial, Apolion; estos nombres están relacionados
con su carácter maligno: usurpador, padre de la mentira, engañador; en fin, él es el
adversario de Dios y de su creación. Jesús dijo que el ladrón vino para hurtar matar y
destruir y eso se puede referir al diablo. El acusó la fe verdadera de Job delante de Dios.
Job 1:8-9 “y Jehová dijo a Satanás has considerado mi siervo Job que no hay nadie en la
tierra como él, varón perfecto, y recto y temeroso de Dios y apartado del mal,
respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿acaso teme Job a Dios de balde?
¿Tiene el diablo más poder que Dios? La respuesta es obvia, claro que no. Él tiene un
poder limitado, el solo puede actuar cuando le damos derecho legal, o por un permiso de
Dios para algún propósito. Él no puede estar presente en todos los lugares al mismo tiempo,
pues no es omnipresente, él es inteligente y conoce los secretos de los hombres, incluso los
puede seducir y engañar, pero no es omnisciente. Él fue llamado por Jesús de padre de la
mentira, dios de este siglo, príncipe de las tinieblas. Satanás no tiene una identidad propia,
él es un imitador, dice la Biblia que el se disfraza como ángel de luz para engañar a los
escogidos de Dios.
A quién eliges servir ¿a Dios o al diablo?

 Recompensas para los que eligen servir a Dios:

1. Vida eterna: Jesús dijo que los que creen él, no morirán, sino que pasarán de muerte
a vida. Juan 5:24 “de cierto, de cierto os digo: el que oye mi palabra, y cree al que
me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a
vida”.

2. Protección angelical: Salmos 34:7 “el ángel de Jehová acampa alrededor de los que
les teme y los defiende”. Los que son de Dios el maligno no les toca.

3. Prosperidad integral: Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. 3
Juan 1:2 “2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que
tengas salud, así como prospera tu alma”. Los que sirven a Dios serán tratados como
alguien muy valioso.
Malaquías 3:16-18 “entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su
compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él
para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre y serán para mi
especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actué; y los
perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os
volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a
Dios y el que no sirve.”

 Consecuencias para los que eligen servir al diablo:

1. Muerte eterna: Mateo 25:41 “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos
de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”. En otras
palabras, es estar en la eternidad separados de Dios. Todo aquel que decide servir al
diablo aquí en la tierra tendrá como recompensa estar eternamente en su compañía.
Esto no se llama vida sino muerte eterna.

2. Vivir deprimido, con tristeza profunda: Salmos 107:19 “Pero clamaron a Jehová
en su angustia, y los libró de sus aflicciones”. Muchos de los servidores del diablo
alcanzan fama humana, dinero y se dan todos los placeres de la vida, pero viven
vacíos y muchos de ellos se quitan la vida. Pues luego de todo que han logrado el
diablo les pasa factura, los ata a los vicios, los lleva a perder a su familia y a veces
aunque están rodeados de personas, se sienten solitarios.

3. Vivir en esclavitud: muchos de los que sirven al diablo son considerados caballos,
los que son brujos, espiritistas, reciben en su cuerpo espíritus malignos, para poder
actuar. Otros viven atados en los yugos de las drogas y vicios y no se pueden
liberar. Jesús dijo que los que hacen pecados esclavos del pecado son. “Así que, si
el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” Juan 8:36.

Conclusión: Servir a Dios demanda un camino de sacrificio, renuncia, guerras, problemas,
aflicciones. Pero su final será de bendición, victoria y vida eterna. Servir al Diablo
aparentemente es bueno, serás aplaudido, conquistarás fama, dinero y disfrutarás de los
placeres de la vida, pero el final iras a una eternidad sin Dios sin paz y sin salvación.
DECISIÓN: YO DECIDO SERVIR A DIOS CON TODO MI CORAZÓN, CON LO
QUE SOY Y TODO LO QUE TENGO, TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA. AMEN

About the author

ildomard administrator

Deja un comentario